El equipo de diez voluntarios que fueron a servir con fundaciones para vivir en Cuba ha regresado a salvo. Todos fuimos recibidos con los brazos abiertos y los corazones por un pueblo rico en gratitud, fe, pasión y visión para servir a nuestro Dios misericordioso. Como se ve en la imagen, nos alimentaron bien en una iglesia que no tenía paredes laterales, sólo un techo.

Más de 300 pastores, capellanes de prisiones y líderes laicos se reunieron para el seminario que se presentó en un espacio de tres días. El entusiasmo con el que recibieron el entrenamiento y los materiales fue el corazón-calentamiento.

Cuando llegamos a la iglesia había montones de unos 25.000 libros de discipulado. La impresora se quedó sin papel, por lo que los restantes 40.000 libros se imprimirán más tarde. Todos los libros fueron distribuidos a las diferentes iglesias y capellanes en el momento de la conferencia cerrada.

Damos gracias a los ministerios Emblaze bajo la dirección de Darryl y Michele Wright que organizaron la Conferencia para nosotros. También contrataron a dos excelentes intérpretes.

Inmediatamente después del seminario todos los que se inscribieron en el seminario tuvieron la oportunidad de elegir artículos de ropa, zapatos, joyas, juguetes, etc. que trajimos con nosotros en 14 maletas grandes.

La alabanza debe ir a Dios para el crecimiento del Ministerio del discipulado. Hechos 4:12-13 nos recuerda que no hay otros medios por los cuales podamos llegar a ser hijos de Dios que a través de Jesús, y que Dios usa hombres y mujeres comunes que reflejan la imagen de Jesús para convertirse en fructíferos discípulos.


Deja un comentario